sábado, 4 de enero de 2014

! ASÍ SE JUEGA AL BILLAR !

video

1 0 averías que tú mismo provocas en tu coche


Incluso el modelo más fiable puede fallar más que cualquier otro si no se utiliza de una forma adecuada. Toma nota de los pequeños vicios que los conductores solemos tener al volante... y que deberás evitar si quieres que tu coche no se rompa antes de la cuenta. Texto: AF
AUTOFÁCIL

1.- Si no revisas las presiones de los neumáticos de forma periódica...

Qué avería puedes provocar

Pueden ocurrir dos cosas:
1.    Que los neumáticos se desgasten de forma irregular.
2.    Que sufras un reventón en marcha, algo que, además de poder provocar un accidente, podría dañar la llanta al rodar sobre el suelo sin la goma del neumático. Los reventones suceden a alta velocidad, por lo que también es posible que los trozos de goma causen daños en los pasos de rueda, paragolpes, aletas... al salir despedidos y golpearlos.

Coste

Un neumático o reparar una llanta cuesta desde 60 euros; arreglar los desperfectos de la carrocería, desde 90 euros.

Acostúmbrate a...

Revisa la presión de los neumáticos, al menos, una vez al mes. Las presiones indicadas por tu fabricante vienen indicadas en el libro de usuario, en la cara interna de la tapa del depósito de carburante, o en el marco de alguna de las puertas -normalmente

2.- Si no tienes en cuenta la temperatura del motor al acelerar...

http://www.autofacil.es/elementosWeb/gestionCajas/AUF/Image/temperatura.jpgQué avería puedes provocar

Cuando el motor lleva un buen rato apagado y, por tanto, está frío, la mayor parte del aceite queda depositado en el cárter. Por eso, cuando arrancamos, el propulsor necesita unos segundos para que el aceite llegue a todos los 'recovecos' y, también, para que éste alcance una mayor temperatura, consiguiendo una mejor lubricación. Por todo ello, acelerar en exceso con el motor en frío provoca un mayor desgaste interno del motor.

Coste

Acelerar demasiado el coche en frío es el principal motivo de desgaste prematuro del motor -cilindros, guías de válvulas...-, algo que puede reducir su vida útil en más de un 50%. Reparar un motor ´desgastado´ cuesta desde 900 euros.

Acostúmbrate a...

Si el motor está frío, es recomendable esperar unos 10 segundos antes de comenzar a circular. Después, acelera siempre de forma progresiva, evitando que el motor supere las 2.700 rpm en los diesel y las 3.500 en los gasolina.

3.- Si, en un semáforo, mantienes pisado el pedal del embrague...

http://www.autofacil.es/elementosWeb/gestionCajas/AUF/Image/Pedales.jpgQué avería puedes provocar

Esta mala costumbre provoca un mayor desgaste del sistema de embrague, pues aunque tengas pisado el pedal a fondo, siempre se produce cierto rozamiento en sus partes internas, afectando tanto al disco como, sobre todo, a las piezas que actúan sobre él.

Coste

Desde 400 euros.

Acostúmbrate a...

Dejar el coche en punto muerto y sin pisar el embrague en esas circunstancias. Evitarás ese desgaste... y tu pierna izquierda estará más descansada.

4.- Si abusas de los frenos en bajadas prolongadas...

Qué avería puedes provocar

Pisar mucho el pedal del freno puede tener tres consecuencias: aumentar el desgaste de los discos y pastillas, provocar posibles deformaciones en los discos -algo que generaría fuertes vibraciones en el volante al frenar- y deteriorar el líquido de frenos -ofrecerá una menor resistencia a la fatiga-.

Coste

Cambiar las pastillas te costará desde 60 euros y, si también tienes que hacer lo propio con los discos, te saldrá por una media de 250 euros. Sustituir el líquido de frenos por otro nuevo te supondrá 70 euros de media.

Acostúmbrate a...

Utiliza marchas cortas -por ejemplo, baja en tercera velocidad en vez de en cuarta- cuando afrontes una bajada prolongada. Además de hacer trabajar menos a los frenos, tendrás un mayor control sobre el vehículo al tomar las curvas.

5.- Si circulas con el motor muy bajo de revoluciones...

http://www.autofacil.es/elementosWeb/gestionCajas/AUF/Image/cuentarrevol.jpgQué avería puedes provocar

Este tipo de conducción podría afectar a:
1.    La válvula EGR -sobre todo, en diesel-: provoca que en ella se acumule mayor cantidad de carbonilla, reduciendo su vida útil hasta un 50%.
2.    El catalizador -diesel y gasolina-: como ocurre con la válvula EGR, en él se acumula más carbonilla, algo que puede terminar por dañarlo -además, es muy probable que no puedas pasar la ITV-.
3.    El filtro de partículas -en los diesel-como en los dos casos anteriores, la carbonilla acaba por saturarlo, algo que puede terminar por dañarlo.
4.    En motores veteranos, a partes internas: el sobreesfuerzo al que se ve sometido el propulsor podría provocar daños en piezas como los casquillos del cigüeñal, de las bielas... Esto reduce la vida útil del motor.

Coste

Cambiar la válvula EGR ronda los 250 euros de media; sustituir el catalizador, unos 700 euros; el filtro de partículas, 1.200 euros; y, si se produjesen daños en el cigüeñal, por ejemplo, el coste podría superar los 1.500 euros.

Acostúmbrate a...

Mantener el motor siempre a un régimen en el que notes que el coche responde con cierta contundencia a poco que pises el acelerador. En un diesel, ese régimen suele estar a partir de 1.700-1.800 rpm, al igual que en muchos motores turbo de gasolina -si se trata de un propulsor gasolina atmosférico, ese ´umbral´ asciende hasta las 2.500 rpm, aproximadamente.

6.- Si detienes el motor 'de golpe', después de un esfuerzo considerable...

Qué avería puedes provocar

Ocurre en los motores turbo. Cuando se rueda por carretera, sobre todo si circulamos a alta velocidad, el turbo llega a superar los 300ºC con facilidad, en los diesel, y los 500ºC, en los gasolina. Por eso, si detenemos el motor 'sin dejarlo reposar', el aceite que queda acumulado en él tenderá a carbonizarse, provocando que el turbo se averíe.

Coste

Cambiar el turbo te costará, de media, unos 1.000€.

Acostúmbrate a...

Después de haber circulado por carretera, basta con que esperes en torno a un minuto antes de detener el motor. En ese tiempo, el sistema de refrigeración y la propia circulación del aceite rebajaran la temperatura del turbo, reduciendo el riesgo de avería en más de un 90%.

7.- Si apenas utilizas el aire acondicionado

http://www.autofacil.es/elementosWeb/gestionCajas/AUF/Image/Aire%20acondicionadook.jpgQué avería puedes provocar

El propio funcionamiento del aire acondicionado asegura una correcta lubricación del sistema, algo que alarga la vida del compresor y ayuda a reducir el riesgo de posibles fugas de gas.

Coste

Recargar el gas del sistema y reparar la fuga vale desde 50 euros; si se avería el compresor del sistema, uno nuevo te costará unos 400 euros de media.

Acostúmbrate a...

Conecta el ´aire acondicionado´ al menos una vez cada dos o tres meses durante 10 minutos, da igual que selecciones una temperatura elevada para no pasar frío dentro del coche en invierno -recuerda que, si llueve, conectar el ´aire´ te ayudará a evitar que las lunas se empañen-.

8.- Subir el coche a un bordillo de más de cinco centímetros

http://www.autofacil.es/elementosWeb/gestionCajas/AUF/Image/coches_acera.jpgQué avería puedes provocar

Debido a la fuerza que se ejerce contra el propio bordillo, esta maniobra puede afectar a tres elementos:

Coste

Un neumático, desde 60€; una llanta, desde 120€; una rótula, desde 90€; reajustar la suspensión con un ´paralelo´, 50€ de media.

Acostúmbrate a...

Evita subirte a los bordillos -en caso de hacerlo, intenta que sea por la parte de menor altura- o apoyarte contra ellos al aparcar.

9.- Si mantienes la mano sobre la palanca de cambios, aunque no la uses...

http://www.autofacil.es/elementosWeb/gestionCajas/AUF/Image/cambio.jpgQué avería puedes provocar

Cuando se lleva la mano apoyada sobre la palanca, se genera un poco de presión sobre los mecanismos internos de la caja, algo que termina por desgastar y provocar holguras en sincronizadores, rodamientos... A largo plazo, esto se traduce en vibraciones, y que las marchas no entren correctamente...

Coste

Estas reparaciones obligan a desmontar toda la caja de cambios, operación muy costosa. Desde 1.500 euros.

Acostúmbrate a...

Poner la mano sobre la palanca sólo cuando vayas a cambiar de velocidad.

10.- Si no frenas lo suficiente antes de pasar por un bache, un badén...

Qué avería puedes provocar

Son similares a las que se producen por subir bordillos... pero sus efectos son mayores. Por ejemplo, es fácil que pinches un neumático al pellizcarlo contra la llanta, que también puede deformarse. Además, los 'golpes secos' pueden generar daños en las rótulas... y, también, en los puntos de anclaje de la suspensión.

Coste

Ver "Si subes el coche a un bordillo de más de cinco centímetros de altura". Además, reparar el chasis en caso de que se haya producido algún daño serio en los puntos de anclaje puede superar los 600 euros.

Acostúmbrate a...

Pasa siempre despacio por zonas bacheadas, sobre todo si tu coche lleva llantas de más de 17" y no es un todo terreno. Además, intenta frenar siempre antes de llegar al bache; si lo haces justo al afrontarlo, ´cargarás´ más peso sobre el eje delantero y los daños podrían ser aún mayores.
1.    Los neumáticos, que sufrirían deformaciones o pequeños cortes que podrían obligarte a sustituirlos.
2.    Las llantas, que podrían verse dañadas si el impacto es severo -notarás vibraciones en la dirección a alta velocidad-.
3.    El sistema de suspensión, pues dañaría las rótulas o desajustaría las cotas, provocando que el vehículo pisase mal... y que los neumáticos se desgastasen irregularmente, además de provocar cierta pérdida de estabilidad.


LA TORTILLA DE PATATAS






 Algunos estudiosos afirman que la “torta de papa” ya la elaboraban los incas, aunque posiblemente sin huevos y, claro, mucho menos de gallina.
 En Europa, la tradición culinaria de la tortilla se remonta al "ovorum", una torta que los romanos  hacían  a  base  de  leche  y  huevos, pero sin patatas.
 Habría que esperar al descubrimiento de América para la importación del tubérculo. Y todavía pasarían muchos años hasta que a alguien se le ocurriese freírlas y mezclarlas con huevo.
 Circulan muchas teorías sobre el creador de tamaño prodigio. La más extendida cuenta que fue una campesina que vivía en la serranía de Navarra. Una noche visitó su hogar Tomás de Zumalacárregui, general del ejército carlista, y le pidió algo de comer. Con su paupérrima despensa, la mujer improvisó un plato con lo poco que tenía: patatas, cebollas y un par de huevos.

 La cena gustó tanto al militar que no encontró mejor sustento con el que  alimentar  a  sus  tropas.  La  "tortilla  de  patatas"  se  hizo  así célebre durante la primera Guerra Carlista, y a ella se le atribuye la fortaleza de los soldados que protagonizaron el Sitio de Bilbao.
 La historia parece verosímil, aunque fechar en esa época el nacimiento de la tortilla es arriesgado, teniendo en cuenta que este sitio tuvo lugar en torno a 1835 y la primera referencia escrita a este plato data de 1817. Se trata de un documento anónimo dirigido a las Cortes en el que se denuncian las míseras condiciones de los agricultores navarros.
 La misiva, titulada "Memorial de la ratonera", relataba así la escasez de los campesinos: “Sólo dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis, porque nuestras mujeres la saben hacer grande y gorda con pocos huevos, mezclando patatas, atapurres de pan u otra cosa”.
 Toda la  gloria  recayó  sobre  los  navarros  hasta  que una investigación  de Javier López Linaje, científico titular del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, removió los cimientos de la historia de la tortilla. Según este investigador, especializado en estudios sobre la llegada de la patata a España, la tortilla de patata, o al menos su “origen conceptual”, nació en Villanueva de la Serena (Badajoz).
 La prueba se basa en un archivo de 1798 en el que se registra el invento auspiciado por dos nobles ilustrados, Joseph de Tena Godoy y Malfeyto y el marqués de Robledo, que buscaban un alimento nutritivo y barato que aliviara las numerosas hambrunas que asolaban Europa. La solución fue una especie de “tortitas” hechas a la sartén con huevo y patatas.
Fuera de quien fuese el invento, lo cierto es que la tortilla lleva más de dos siglos triunfando y ha traspasado fronteras hasta adquirir condición universal.
Se come tortilla de patatas en Tokio, Londres, Nueva York o Buenos Aires, pero en ningún sitio como en España. Gran fama tienen las de Betanzos, San Sebastián,
Logroño o Palencia, aunque cada uno dirá que la mejor tortilla es la que elabora su madre.




 En la tortilla de patatas son importantes el aceite, los huevos y sobre todo la calidad de la patata. Usa patatas de calidad y huevos frescos.
 La mejor sartén para hacer una tortilla es la de hierro.
 Cuando las patatas se fríen a fuego lento, es importante que se muevan con asiduidad para que no se peguen al fondo de la sartén.
 Para que la tortilla quede más jugosa, deja primero enfriar las patatas y luego mézclalas con el huevo. Para que salga bien, nunca hay que hacerla con más de 6 huevos.


 Las patatas, una vez fritas en abundante aceite de oliva, se deben dejar a remojo en el huevo batido, al menos durante 10 minutos, para que se empapen y adquieran la consistencia adecuada. ¿Quieres una tortilla de patatas diferente? Añade un chorrito de cava a los huevos; quedará deliciosa.
 Para hacer una tortilla más esponjosa separa las claras de las yemas y bátelas por separado. Monta las claras a punto de nieve y luego añade las yemas. También puedes echar a la mezcla un chorrito de leche o de cerveza.
 Buenas patatas para tortilla son las variedades Spunta, Kennebec, Monalisa,   Nagore   y   Maika,   aunque,   en   general,   es   apropiada cualquiera de piel amarilla, carne blanca y poco harinosa.
Una forma de conseguir una tortilla jugosa y tierna, es hacer dos tortillas  en  dos  sartenes  a  la  vez,  mitad  y  mitad:  así  podemos controlar mejor el cuajado en la superficie. Luego las uniremos de manera que una sea la cubierta de la otra.