viernes, 25 de octubre de 2013

HOMENAJE A MANOLO ESCOBAR


Que manera de entregar a su hija


! PELIGRO ! NUEVOS CONTADORES DE LUZ

video

Tunel M30, Madrid una noche cualquiera.

Lo que no veremos en Televisión, pero es la realidad social de este PPais, a cambio nos seguirán echando muchos programas del corazón para distraernos de la realidad

El fiscal superior del País Vasco dice que Inés Del Río 'ya no es una terrorista'

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha señalado hoy que se "resiste" a llamar "terrorista o asesina" a la etarra Inés del Río, "porque lo ha sido sin duda, pero ya no lo es" ya que "ha tenido 26 años de cumplimiento efectivo de condena" y "ya ha cumplido con la sociedad".
En declaraciones a Onda Vasca, Calparsoro ha señalado que "hay que respetar el dolor de las víctimas", pero ha recalcado que falta cierta "pedagogía" jurídica en torno a la polémica sobre la anulación de la "doctrina Parot" por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).
Calparsoro ha señalado que se "resiste a llamar terrorista o asesina" a Inés del Río, la etarra que fue excarcelada el pasado martes en cumplimiento de la sentencia del TEDH, "porque lo ha sido sin duda, pero ya no lo es, y ha tenido 26 años de cumplimiento efectivo de su condena" un periodo en el que "no ha salido ni un día de prisión".
El fiscal general ha agregado que Del Río ha estado en un régimen de cumplimiento "más estricto que el resto de penados" y que "ha cumplido ya con la sociedad".
"Se podrá entender que los asesinatos que se le han imputado son terribles, nadie lo cuestiona, pero hay que conocer que ha cumplido de forma más rigurosa que otros penados y en un periodo temporal amplio para lo que se aplica en España y en otros países".
Calparsoro ha señalado que ante un "hipotético" recurso del ministerio fiscal, que "duda" se pueda plantearse porque el fiscal "está sujeto al principio de legalidad", en "ningún caso" se podrá anular la suspensión de libertad de los presos afectados por la 'doctrina Parot' porque "la resolución es de cumplimiento inmediato".
Respecto a medidas como la denominada cadena perpetua revisable, Calparsoro ha señalado que "en el caso de que se apruebe", la pena es también revisable a los 25 años y en esos casos "siempre habrá personas que critiquen dicha revisión".
Preguntado por la participación del PP en la concentración convocada para el domingo en Madrid por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) con el objeto de protestar por la anulación de la 'doctrina Parot', Calparsoro ha señalado que los "responsables públicos tienen derecho a manifestarse como cualquier ciudadano, pero hay que poner en valor que vivimos en un Estado de Derecho en el que prima de forma nuclear la protección de los derechos humanos".

El día que acabó la crisis

Un buen día del año 2014 nos despertaremos y nos anunciarán que la crisis ha terminado. Correrán ríos de tinta escritos con nuestros dolores, celebrarán el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro aunque nos advertirán de que todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas. Conseguirán que respiremos aliviados, que celebremos el acontecimiento, que depongamos la actitud crítica contra los poderes y nos prometerán que, poco a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas.
Un buen día del año 2014, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de bobos agradecidos, nos reprocharán nuestra desconfianza, darán por buenas las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al carrusel de la economía. Por supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito permanecerá intacta pero esa amenaza nunca ha sido publicada ni difundida y los que de verdad dominan el mundo habrán puesto punto final a esta crisis estafa —mitad realidad, mitad ficción—, cuyo origen es difícil de descifrar pero cuyos objetivos han sido claros y contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios.
Un buen día del año 2014, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas; cuando el trabajo sea tan barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones para que sus saberes quepan en una nómina escuálida; cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de huir del infierno de la desesperación, entonces la crisis habrá terminado.
Un buen día del año 2014, cuando los alumnos se hacinen en las aulas y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la hazaña; cuando la salud se compre y no se ofrezca; cuando nuestro estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada prestación; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para garantizar nuestras vidas, entonces se habrá acabado la crisis.
Un buen día del año 2014, cuando hayan conseguido una nivelación a la baja de toda la estructura social y todos —excepto la cúpula puesta cuidadosamente a salvo en cada sector—, pisemos los charcos de la escasez o sintamos el aliento del miedo en nuestra espalda; cuando nos hayamos cansado de confrontarnos unos con otros y se hayan roto todos los puentes de la solidaridad, entonces nos anunciarán que la crisis ha terminado.
Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años le han bastado para reducir a cenizas derechos que tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa a través de la guerra. Aunque, bien pensado, también en este caso ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio.
Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa.
De momento han dado marcha atrás al reloj de la historia y le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos retoques al nuevo marco social: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco menos de gasto público por allá y voilà: su obra estará concluida. Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio las últimas condiciones de nuestra rendición.

el gallo que canta y se rie!!!! furor en internet!!

CARTA DE UNA MADRE A OTRA EN EL PAÍS VASCO

De madre a madre:

Vi tu enérgica protesta delante de las cámaras de TV en la manifestación de ayer a favor de la reagrupación de presos de ETA y su transferencia a cárceles del País Vasco.


Vi cómo te quejabas de la distancia que te separa de tu hijo y de lo que supone económicamente para ti ir a visitarlo como consecuencia de esa distancia.

Vi también toda la cobertura mediática que dedicaron a dicha manifestación, así como el soporte que tuviste de otras madres en la misma situación y de otras personas querían ser solidarias contigo, y que contáis con el apoyo de comisiones pastorales, órganos y entidades en defensa de los derechos humanos, ONG,s, etc., etc.

Yo también soy madre y puedo comprender tu protesta e indignación.

Enorme es la distancia que me separa de mi hijo. Trabajando y ganando poco, idénticas son las dificultades que tengo para visitarlo. Con mucho sacrificio sólo puedo visitarlo los domingos, porque trabajo incluso los sábados para el sustento y educación del resto de la familia.

Felizmente también cuento con el apoyo de amigos, familiares, etc.

Si aún no lo sabes, yo soy la madre de aquel joven que murió cuando se dirigía al instituto y que al pasar cerca de un coche aparcado, éste hizo explosión a causa de la bomba lapa que tu hijo puso en los bajos de ese coche. En la próxima visita, cuando tú estés besando y acariciando a tu hijo, yo estaré visitando al mío y depositándole unas flores en su tumba.

Ah!, se me olvidaba: ganando poco y sosteniendo la economía de mi casa, a través de los impuestos que pago, tu hijo seguirá durmiendo en un cómodo colchón y comiendo comida caliente todos los días.

Otra cosa querida: ni al cementerio, ni a mi casa, nunca vino ningún representante de esas entidades que tan solidarias son contigo, para darme apoyo ni dedicarme unas palabras de aliento, y ni siquiera para decirme cuáles son MIS DERECHOS.

! TIEMPOS PASADOS ( SEVILLA )

video