viernes, 12 de julio de 2013

DESAYUNO CON AMOR

McDonal's
Esta historia es bonita y verdadera
Soy madre de 3 niños (de 14, 12
y 3 años) y acabo de terminar mi educación superior.  La última asignatura que tuve fue Sociología.
La profesora estaba absolutamente llena de las cualidades que yo considero que todo ser humano debería tener.
Su último proyecto se llamó
"Sonríe".  Nos pidió a todos los estudiantes que saliéramos a sonreírle a tres personas y documentáramos sus reacciones.
Yo soy una persona muy amable por naturaleza y siempre sonrío  y saludo a todo el mundo, por lo tanto pensé que sería algo facilísimo.
Nos acababan de asignar ese proyecto, cuando mi esposo, mi hijo menor y yo fuimos a McDonald's una fría mañana de marzo. Era nuestra forma de compartir tiempo con nuestro hijo. Y estábamos en la  fila esperando a ser atendidos, cuando repentinamente todo el mundo a nuestro alrededor comenzó a
hacerse a un lado, incluso mi esposo.
Yo no me moví...  un pánico
aterrador se apoderó de mí cuando me volví para ver por qué se habían retirado ellos. Al volverme
olí el más horrible hedor de cuerpo humano y allí parados detrás de mí había dos pobres vagabundos.  Al mirar al señor más pequeño y cercano a mi, él estaba "sonriendo".
Sus  preciosos ojos azules como el cielo, estaban llenos de luz de Dios y buscaban aceptación. El dijo: "Buen día" mientras contaba unas monedas que había estado apretando en su mano.  El segundo hombre jugaba  con sus manos, parado detrás de su amigo. Me di cuenta que el segundo era retrasado mental y el señor de los ojos azules era su salvación. Contuve las lágrimas parada al lado de ellos.
La cajera les preguntó qué
deseaban.   El respondió "Solamente café señorita" pues era todo lo que podían permitirse. (Si querían sentarse en el restaurante para calentarse un poco, tenían que consumir algo, ellos sólo querían calentarse).
En ese momento sentí realmente
una compulsión tan grande, que casi abrazo  al hombrecito de ojos azules y justo me di cuenta que todos los ojos del  restaurante estaban fijos en mi, siguiendo y juzgando cada uno de mis movimientos.
Sonreí y le pedí a la cajera que me
diera dos desayunos más en una bandeja aparte.  Me dirigí a la mesa más lejana que ellos habían escogido para sentarse. Coloqué la bandeja en la mesa y puse mi mano sobre la mano helada del caballero de los ojos azules. El me miró y con lágrimas en los ojos dijo  "Gracias".
Me incliné y acaricié su mano y le
dije "Yo no he hecho esto por usted.  Dios está aquí actuando a través de mí para darle a usted esperanza."
Comencé a llorar mientras
caminaba a sentarme con mi esposo y  mi pequeño hijo.
Cuando me senté, mi esposo me sonrió y me dijo "Por eso Dios te entregó a mí cariño, para darme esperanza."
" Nos cogimos de las manos y en
ese momento supe que, solamente por la Gracia de Dios que nos ha sido dada, nosotros podemos dar.
Ese día  me fue mostrada la Luz pura del dulce amor de Dios.
Volví a la universidad con esta
historia y era el último día de clases. Entregué "mi proyecto" y la profesora lo leyó. Me miró y preguntó ¿Puedo compartir esto? Asentí mientras toda la clase le prestaba atención.
Comenzó a leer y fue cuando supe
que como seres humanos y siendo parte de Dios, compartimos esta necesidad de sanar a la gente y de ser sanados.  A mí manera había emocionado a la gente en McDonald's, a mi esposo, a mi hijo, a la profesora y a cada uno que estuvo en el salón en la última
clase que tuve como estudiante.
Me gradué con una de las lecciones
más grandes que jamás olvidaré: ACEPTACIÓN INCONDICIONAL.
Mucho amor y compasión es enviado a todos y cada uno que lea esto y que aprenda a
AMAR A LA GENTE Y USAR LAS COSAS,
Y NO AMAR A LAS COSAS Y USAR A LA GENTE.
Mucha gente entrará y saldrá de tu
vida, pero sólo verdaderos amigos dejarán huellas en tu corazón.
Para tratarte a ti mismo, usa tu cabeza,  para tratar a otros, usa tu corazón.
* Dios le da comida a
todas las aves, pero no se la pone en sus nidos *
Si esta historia te ha
'tocado' de alguna forma, por favor compártela…

COMO DESCARGAR UN CAMIÓN CHINO

video

Musicoterapia.

 Temas musicales que pueden ayudarnos según nuestro estado de ánimo.  Antes de comenzar a escuchar leer hasta el final
  
Insomnio: 

   Nocturnos de Chopin  
Hipertensión
Ansiedad: 

Concierto de Aranjuez de Rodrigo 
Dolor de Cabeza

  Sueño de Amor de Liszt
Dolor de estómago

  Música para la Mesa de Telemann
Energéticas

  La suite Karalia de Sibelius

Para la Sanación y armonía de tu hogar

  Todo lo de Wolfang Amadeus Mozart
 Para cada dolencia, una música: 
Musicoterapia, música para curar 
La musicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza la música en todas sus formas con participación activa o receptiva por parte del paciente. Todos nosotros sabemos reconocer cuándo una canción nos parece alegre o nos parece triste. Generalmente asociamos nuestro estado de ánimo a la melodía de numerosas obras de todo tipo. Pues bien, precisamente la musicoterapia recurre a estas melodías como método para curar o reducir diversos problemas de salud. 

La idea de base es reconocer que gran parte de las enfermedades tienen su origen en el cerebro, quien luego transmite a una parte del cuerpo un estímulo determinado que reproduce una enfermedad. Con la musicoterapia se intenta hacer llegar al cerebro unos estímulos que le lleven a una relajación o anulación de los que reproducen la enfermedad, a través de diversas melodías con las que se pueden conseguir efectos sorprendentes.
 

Aunque la musicoterapia ya se conoce desde la antigüedad, en los años 40 de nuestro siglo se utiliza como rama de medicina recuperativa, que con efectos fisiológicos, afectivos y mentales, contribuyendo a un equilibrio psicofísico de las personas. Hoy en día se aplica fundamentalmente en desequilibrios nerviosos, influye positivamente sobre el corazón y pulmones, alcoholismo, drogas y como prevención de suicidios, aunque todavía es necesario profundizar mucho más en el tema.
 

El esquema básico de trabajo en esta disciplina contempla tres aspectos: la interacción positiva del paciente con otros seres, la autoestima y el empleo del ritmo como elemento generador de energía y orden. La musicoterapia actúa como motivación para el desarrollo de autoestima, con técnicas que provoquen en el individuo sentimientos de autorrealización, autoconfianza, autosatisfacción y mucha seguridad en sí mismo. El ritmo, elemento básico, dinámico y potente en la música, es el estímulo orientador de procesos psicomotores que promueven la ejecución de movimientos controlados: desplazamientos para tomar conciencia del espacio vivenciados a través del propio cuerpo.
 

La herramienta sonora más poderosa según muchos terapeutas del sonido es el canto de armónicos. A través de nuestras propias voces, podemos proyectar a la parte enferma la frecuencia de resonancia correcta, y devolver su frecuencia normal. Según Jonh Beaulieu, la entonación de armónicos afecta incluso al flujo de la kundalini de las tradiciones místicas. Tema muy relacionado con los mantrams tibetanos realizados para limpiar los chakras y despertar su energía para alcanzar la iluminación.
 

Aquí dejamos una lista de obras clásicas y su virtud, que pueden escuchar en una ventana de la PC, mientras siguen trabajando en otra ventana, simultáneamente.
 

UNOS CORTITOS DE MÉDICOS

   - ¿Desde cuando tiene usted la obsesión de que es un perro?
       - Desde cachorro, doctor.  
       …//…
          
         - Doctor, tengo complejo de fea.
         - De complejo nada.
          
         …//…
          
         - Doctor, me tiemblan mucho las manos.
         - ¿No será que bebe demasiado alcohol?
         - ¡¡Que va, si lo derramo casi todo!!
          
         …//…
          
         - Doctor, ¿Cómo ha salido la operación?
         - Hijo mío, yo no soy el doctor. Soy San Pedro.
          
         …//…
          
         -   Doctor, ¿qué puedo hacer para que durante las vacaciones mi mujer no quede embarazada?
 
         -   Llévesela con usted. 
 
         …//…
          
         -   Fui al médico y me ha quitado el whisky, el tabaco y las drogas. 
 
         -   Pero… ¿vienes del médico o de la aduana? 
 
         …//…
          
         -   No sé que me pasa, doctor, me toco la cabeza y me duele, me toco la nariz y me duele, me toco el pie y me duele. ¿Qué tengo? 
 
         - El dedo fracturado... 
 
 
         …//…
          
         - Doctor, quiero que recomiende algo para que mi marido vuelva a estar como un toro. 
 
         - Bien, desnúdese. Empezaremos por los cuernos. 
 
 
         ...//...  
 
       Un anciano de 95 años llega al médico para su chequeo de rutina. 
 
         El doctor le pregunta cómo se siente. 
 
         - Nunca estuve mejor -le  responde-. Mi novia tiene 25 años. Ahora está embarazada y vamos a tener un hijo. 
 
         El doctor piensa por un momento y dice: 
 
         - Permítame contarle una  historia: “Un cazador que nunca se perdía la temporada de caza salio un día tan apurado de su hogar que se confundió tomando el paraguas en vez del rifle. Cuando llegó al bosque se le apareció un gran oso. El cazador levantó el paraguas, apuntó al oso, disparó y el oso cayó fulminado”. 
 
         - Imposible -exclama el anciano-. Alguien más debió haber disparado. 
 
         - A ese punto quería yo llegar –respondió el médico-. 
 

 
 
                 LA VELA

        
La Sra. Donovan caminaba por la calle O'Connell de Dublin cuando se cruzó con el padre Rafferty. 

 
        El padre le dijo: 
 
         - Muy buenos días, ¿no es usted la Sra. Donovan a quien casé hace dos años?. 
 
         - Efectivamente padre, soy yo. 
 
         - ¿Y no han tenido niños aún?. 
 
         - No padre, aún no. 
 
         - Bueno, la semana próxima viajo a Roma, así que, si quiere, encenderé una vela por usted y su esposo. 
 
         - ¡Oh padre, muchas gracias, le estaremos muy agradecidos!! 
 
         Y ambos siguieron su camino. 
 
         Años más tarde se encontraron nuevamente. 
 
         El sacerdote preguntó: 
 
         - Sra. Donovan, ¿como se encuentra usted ahora?. 
 
         - Muy bien, padre.. 
 
         - Y dígame, ¿han tenido niños ya? 
 
         - ¡¡Oh si, padre, 3 pares de mellizos y 4 criaturas más!!. 10 en total !!!. 
 
         - ¡Bendito sea el Señor!. ¡Qué maravilla! ¿Y dónde está su amante esposo?. 
 
         - Camino de Roma, a ver si puede apagar la puta vela. 
 

Posiblemente, la mejor foto de San Fermín de este siglo (Pedro Armestre)

Esta imagen de Pedro Armestre la envió ayer la agencia AFP y la han publicado todos los diarios. Los que hemos visto durante años miles de fotografías de San Fermín, muchas de ellas estupendas, nos hemos quedado asombrados de su calidad y originalidad. Les sugiero que cliquen sobre ella, la abran y se zambullan en este universo de gente, toros, balcones, gestos, poses, sombras y luces. Cuando hay medios de comunicación que abogan por prescindir de los compañeros gráficos, AFP acaba de demostrar que todo el mundo puede hacer fotos, pero que se necesita mucha profesionalidad y un olfato especial para captar instantáneas como esta.

¿Quién es Pedro Armestre?: A Rasela, Verín. Ourense (1972) Fotógrafo profesional desde el año 1993. Comenzó su andadura en el laboratorio de la Agencia Europa Press para continuar en la Agencia Cover, Diario EL Mundo, La revista Interviú. Desde el 2003 dedicado a la agencia Internacional France Presse y recientemente compaginando esta actividad con la realización contenidos multimedia destinados a televisión y otros canales de información en colaboración con www.calamar2.com.

Desde sus comienzos profesionales mantiene una estrecha colaboración con distintas Organizaciones para quien realiza trabajos de documentación, destinada a medios de comunicación, exposiciones, informes técnicos, etc.

A lo largo de su carrera ha realizado trabajos fotográficos para empresas de distinta índole, al igual que para diversos medios de comunicación. Destacar publicaciones en todo el mundo gracias a la agencia AFP y otros canales de distribución.
 — con Carmen CordónIvan Carballido Guzman y Jose Maria Cos Cuesta.

Experiencia Ferrari World Abu Dhabi - el mayor parque temático cubierto


Investigan la posibilidad de usar aire líquido como alternativa a los combustibles fósiles


Seguro que habías oído hablar alguna vez del aire comprimido, pero ¿Te suena el aire líquido? El aire líquido se obtiene cuando se enfría hasta 196 ºC bajo cero el aire que nos rodea y que respiramos. Cuando se reduce la temperatura de 700 litros de aire a temperatura ambiente, se logra un litro de aire líquido, que puede guardarse en contenedores no presurizados.
La verdadera novedad de este descubrimiento no consiste en poder convertir el aire en líquido, sino las aplicaciones que se pueden obtener de este aire licuado cuando se convierte de nuevo en vapor.
Aplicación al transporte
Uno de los usos del aire líquido es su aplicación a motores de pistón o de turbina. De hecho, el transporte es uno de los apartados donde más intensamente se está investigando la aplicación del aire líquido.
En el Reino Unido se ha publicado recientemente el informe “Aire Líquido en los sistemas de energía y transporte: oportunidades para la industria y para la innovación en el Reino Unido”. En este informe se confirma que el motor térmico basado en el aire líquido puede ser utilizado tanto como motor principal como en el papel de propulsor auxiliar para motores convencionales o pilas de combustible.
Motor auxiliar
Cuando se usase como motor auxiliar, el aire líquido ofrecería una oportunidad excepcional para recuperar el calor residual generado por el funcionamiento del propulsor principal. De este modo podría proporcionar “empuje adicional” para reducir el trabajo del motor primario, tal y como sucede actualmente con los motores híbridos que combinan la combustión con la electricidad. Si no se deriva a la transmisión, la energía recuperada por el motor de aire líquido podría servir para funciones auxiliares como la refrigeración. La principal ventaja de este tipo de aplicaciones sería reducir el consumo de combustibles fósiles y, por tanto, la emisión de partículas contaminantes al medio ambiente.

El último escondite del gusano que ha dejado ciegas a 500.000 personas

Un grupo yanomami en el lado brasileño de la frontera
Los médicos acorralan en la remota selva de los yanomami al parásito culpable de la ceguera de los ríos, tras haberlo eliminado del resto de América
En medio de la selva virgen, es difícil explicarle a un indio yanomami que no puede dar un paso para ir de un árbol a otro porque un hombre blanco decidió que por ahí pasa la línea imaginaria que traza la frontera entre Brasil y Venezuela. Desnudos y obviamente sin pasaporte, los yanomami siguen cruzando la frontera a su antojo, como han hecho desde siglos antes de que existiera una raya divisoria. El problema, explica el médico salvadoreño Mauricio Sauerbrey, es que los yanomami transportan con ellos a un monstruo: un gusano que ha dejado ciegas a 500.000 personas en el mundo. Y los médicos que persiguen al parásito no pueden atravesar alegremente la frontera.
En 2005, más de 140.000 personas de América Latina estaban infectadas por el gusano, en Colombia, Ecuador, México, Guatemala, Brasil y Venezuela. Pero una exitosa campaña médica, que ha distribuido 11 millones de dosis de antiparasitario, ha conseguido barrer al enemigo, responsable de la llamada ceguera de los ríos, una enfermedad olvidada conocida entre los científicos comooncocercosis. El último refugio del gusano en América es la tupida selva de los yanomami.
El acceso a estas poblaciones indígenas, con unas 23.000 personas en riesgo de ser infectadas, es tremendamente difícil. Muchas veces se encuentran en zonas de la selva tan remotas que sólo se puede llegar a ellas en helicóptero. Y encima los yanomami están en continuo movimiento. “A veces llegamos a una comunidad del lado de Brasil a darles un tratamiento y ya no hay nadie, porque se han ido a Venezuela. Ellos atraviesan la frontera sin ningún problema, pero los oficiales de salud no pueden”, señala Sauerbrey, director del Programa para la Eliminación de la Oncocercosis en las Américas, la iniciativa regional coordinada por el Centro Carter de EEUU para borrar al gusano del continente.

Un picor infernal

En parte por culpa de la frontera, pero sobre todo por tratarse de un área montañosa de muy difícil acceso, el foco yanomami es el único lugar de América donde persiste la transmisión de la oncocercosis. Es fácil ver que la enfermedad sigue ahí. Muchos yanomami lucen en sus cabezas una especie de chichón, que en realidad es un repugnante ovillo de gusanos machos y hembras reproduciéndose bajo su piel. En cada uno de estos nódulos, los gusanos adultos producen miles de gusanitos pequeños que viajan por todo el cuerpo, arrasando la piel de los indios, que puede quedar con el aspecto de un pergamino. El picor es lo primero que sienten al despertarse y lo último antes de dormirse. Su vida se convierte en un infierno.
En algunos casos, los gusanos pequeños, llamados microfilarias, llegan a los ojos y producen ceguera. Es una enfermedad que hunde a los pueblos en la miseria. Los infectados no pueden trabajar, ni ir a la escuela, ni cuidar a sus familias. Y el parásito se extiende como una peste por las comunidades gracias a la picadura de un mosquito, conocido como la mosca negra.
La lucha contra la oncocercosis es “un caso insólito”, según Sauerbrey. La multinacional farmacéutica Merck, en una decisión sin precedentes, se comprometió en 1987 a donar todo el antiparasitario que hiciera falta para acabar con la enfermedad en el mundo. Desde entonces, la compañía, que en 2012 ganó unos 4.800 millones de euros, ha donado comprimidos por valor de 4.000 millones de euros para África y América, según sus propias cifras. El fármaco, la ivermectina, no mata a los gusanos adultos, refugiados en los chichones de los yanomamis, pero sí extermina a sus crías, los gusanitos que viajan por el cuerpo causando estragos en piel y ojos. Así que cuando las moscas negras pican a una persona tratada, chupan una sangre limpia y se impide la transmisión de la enfermedad.
Si el tratamiento se mantiene durante unos tres años, los gusanos adultos pierden su capacidad de reproducirse y acaban muriendo de viejos sin dejar crías. Con esta estrategia, Colombia fue el primer país que detuvo la transmisión de la enfermedad, en 2007, seguido por Ecuador, en 2009, Guatemala y México, ambos en 2011.

Sin palabras

Sauerbrey calcula que Brasil y Venezuela conseguirán interrumpir la transmisión del gusano en el área yanomami a lo largo de 2015. Alrededor de 2020, tras un proceso de verificación por parte de la Organización Mundial de la Salud, América podría declararse vencedora en su guerra contra el gusano de la oncocercosis.

«Los yanomami asocian la ceguera con un espíritu del Sol y creen que sólo el chamán puede curarla»


CARLOS BOTTO
Médico en el lado venezolano de la frontera
Pero, antes de cantar victoria, los médicos se enfrentan a desafíos gigantescos. El antropólogo francés Jacques Lizot vivió entre los yanomami entre 1968 y 1992. Antes de ser acusado de esconderprácticas de pedofilia en la selva, fue consultor del Programa de Eliminación de la Oncocercosis en las Américas y emitió un informe en 2001 que pondría los pelos de punta a cualquier experto en salud pública.
Los yanomami, advertía, ni siquiera tienen una palabra para la enfermedad. Cuando un individuo aparecía con un bulto lleno de gusanos en su piel, detallaba Lizot, era motivo de vergüenza, aunque nadie supiera ofrecer una explicación del origen del bulto. Según el antropólogo, la situación cambiaba con otros síntomas de la oncocercosis, como el aspecto apergaminado de la piel. Para los yanomami, estas lesiones eran fruto de un ataque de un chamán armado con pociones mágicas, como el kramosi, una sustancia elaborada con escamas de una mariposa nocturna.
“Los yanomami asocian la ceguera con un espíritu del Sol y creen que sólo el chamán puede curarla”, añade el médico uruguayo Carlos Botto, que lucha en primera línea contra el parásito en el lado venezolano de la frontera. Pero Botto sabe bien que la magia no existe. Su equipo ha encontrado indios con “hasta 1.000 microfilarias por cada miligramo de piel”. Eran verdaderos nidos de gusanos. Botto y sus colegas se dedican a peinar la selva, en helicóptero o en canoa, en busca de grupos yanomami para suministrarles ivermectina.

Helicópteros del Ejército

El principal reto al que se enfrentan es que en esas zonas remotas de la selva “aún existen comunidades yanomami no identificadas por el sistema de salud”, según explica por teléfono desde Puerto Ayacucho, la última ciudad de Venezuela antes de llegar a la pura selva. Entre 1999 y 2012, los médicos han conseguido sacar a la luz a unos 6.000 indígenas en riesgo, pero los expertos creen que quedan más, desperdigados e invisibles en la selva.
El Centro Carter de EEUU presiona para que Brasil y Venezuela cooperen más en la frontera
Botto acaba de regresar de un viaje por el nacimiento del río Orinoco. Montado en un helicóptero del Ejército venezolano, el médico ha participado en una misión que ha llevado a las comunidades yanomami tratamiento contra la oncocercosis y otras enfermedades, como la malaria. “Siempre nos reciben bien, porque con nosotros trabajan agentes yanomami, que hablan su lengua y comparten su cultura. Ellos consiguen que nuestras medicinas sean aceptadas”, apunta. “Los médicos somos aceptados en una jerarquía similar a la de sus chamanes”.
El gusano está acorralado. En algunas comunidades de la selva antaño sumidas en el picor y la ceguera, la transmisión de la enfermedad se ha detenido. Ahora, adelanta Sauerbrey, se necesita un cambio de estrategia para asestar la puntilla al parásito. “Estamos sugiriendo a los gobiernos de Brasil y Venezuela que lleguen a un acuerdo binacional para que los médicos puedan actuar mejor en la frontera y compartir sus infraestructuras a uno y otro lado. La eliminación del gusano depende de la voluntad política de los dos países”, advierte el director del programa de lucha contra la oncocercosis en América. La única magia que de verdad existe en la selva es la línea imaginaria que impide que un médico dé un paso hacia una persona que está siendo devorada por un gusano.

Sexto encierro de San Fermin 12/7/2013 Toros del Pilar


CONSEJO DE UN AMIGO

A mis amigos que disfrutan de un vaso de vino... y a los que no lo
hacen y van siempre con una botella de agua en las manos.  :

Como dijo Benjamín Franklin:

"En el vino hay sabiduría,

En la cerveza hay libertad,

En el agua hay bacterias".

En un número de ensayos, cuidadosamente controlados, los científicos
han demostrado que, si tomamos un litro de agua cada día, al cabo de
un año habremos absorbido más de un kilo de Escherichia coli, (E.
Coli), bacteria encontrada en las heces.

En otras palabras, estaremos consumiendo un kilo de caca.

Sin embargo, no corremos ese riesgo cuando tomamos vino y/o cerveza(o
tequila, ron, whisky u otro licor), ya que estos productos tienen que
pasar por procesos de fermentación y/o destilación, purificación
ebullición, y filtrado.
Por lo tanto: es mejor beber vino y decir tonterías, que
tomar agua y estar lleno de mierda.

No es necesario que me agradezcáis esta valiosa información:

lo hago por que eres mi amigo y porque lo considero un servicio público.

Mas vale perder el tiempo con amigos...que perder amigos con el
tiempo. Por eso, yo pierdo el tiempo contigo, porque no quiero perderte
con el tiempo.

BUENA ENERGIA




Israel la tierra prometida