viernes, 29 de junio de 2012

CHAPATI

video

Life Vest Inside - Kindness Boomerang - "One Day"

Radio Fuentes: Fiestas de San Pedro 2012

Radio Fuentes: Fiestas de San Pedro 2012: Como cada año el último fin de semana de junio se celebra en el Paseo de San Onofre las Fiestas de San Pedro. Durante estas fiestas tendrá ...

Pan para hoy, hambre para mañana: así cae la recaudación al subir los impuestos

España hará lo necesario para reducir su déficit, según Montoro
Los impuestos al consumo (IVA, tabaco, gasolina, alcohol...) son muy sensibles. Suponen una inyección rápida de ingresos para el Estado, pero su impacto en el consumo es devastador en momentos de recesión. Ocurrió pasados unos meses de la subida del IVA que decretó el PSOE en 2010 y con la del tabaco de 2011. Los tipos subieron, pero no lo hicieron los ingresos porque los españoles compraron menos.

Lo que mal empieza, mal acaba. Las subidas de impuestos en plena recesión económica provocan un efecto inmediato en las arcas públicas, que se recuperan de pronto con nuevos ingresos. Luego, a los pocos meses, la recaudación empieza a decaer hasta que el impacto queda anulado porque el consumo ajusta las cuentas.
Sucedió con el IVA y con los Especiales en 2011, pasado un tiempo prudencial tras sus últimos incrementos. Son los llamados impuestos al consumo (o indirectos) y son los quela Unión Europea reclama a España que se suban de una vez.
Pero, ¿qué ocurrió en las anteriores ocasiones que se tocó la fiscalidad indirecta? Que los ingresos se comportaron como un bumerán: el ejemplo más claro (casi parece una fábula) es el del tabaco.
Elena Salgado, la que fuera responsable económica del PSOE en los últimos años de mandato de Zapatero, anunció a finales de 2010 una agresiva subida tributaria a las tasas relacionadas con el tabaco.
Según ella, con su reforma se engordarían los ingresos por este impuesto en unos 700 millones adicionales, hasta los 9.000 millones de euros.
Ya en los primeros meses en vigor sonaron las alarmas, con caídas en las ventas por encima del 20%. Para colmo, la industria contraatacó con rebajas suicidas del precio.
¿El resultado? Que para el mes de abril, la recaudación no sólo había mejorado, sino que caía un 7%. Al cierre del ejercicio, y según datos del propio Ministerio de Hacienda, la administración ingresó por el tabaco 7.253 millones, casi 2.000 menos (o un 20%) de la previsión de Salgado.
La moraleja es que la subida de impuestos provocó tamaña depresión en el mercado de cigarrillos que el desplome del consumo se comió todos los objetivos.
Algo similar ocurrió con el IVA. También el Gobierno de Zapatero decidió en el año 2010 incrementar el tipo general y el reducido (del 16% al 18% y del 7% al 8%). La medida entró en vigor el 1 de julio de 2010 y, obviamente, mejoró la recaudación por ese tributo.
En total, los ingresos anuales por IVA se dispararon un 46,2% (también hay que tener en cuenta que 2009 fue el peor año para el comercio minorista en mucho tiempo y, por lo tanto, se partía de una base muy baja).
Sin embargo, cerrado el año completo de aplicación (es decir, a julio de 2011), el impacto se había rebajado a un aumento de apenas el 3,8% en la recaudación.
¿Qué pasó en el camino? Que el consumo entró en crisis, una vez más. Tras un horrible 2009, las ventas del pequeño comercio empezaron a repuntar en febrero de 2010. Según la estadística del INE sobre ventas minoristas, la cifra entró en terreno positivo durante siete meses consecutivos en un momento en que se pensaba que la economía repuntaba...
Para otoño, y con dos meses ya de nuevo IVA en vigor, el índice cayó de nuevo a números rojos y no ha levantado cabeza desde entonces.
Así que a menor consumo, menores ingresos por IVA, que es lo que está ocurriendo ahora con la irrupción en la escena macroeconómica de la segunda recesión. Ya en el cierre de 2011 (que es el primer ejercicio fiscal completo con el alza del IVA recogido), la recaudación anual sólo fue un 0,5% mejor que a la de 2010.
En los cinco primeros meses del año las cosas se han torcido todavía más. Ya se lo temía el Gobierno cuando en sus Presupuestos Generales del Estado para 2012 calculaba una caja por IVA un 3,3% menor que la de 2011 dado que también consideraba que íbamos a incurrir en otra recaída.
La realidad ha superado cualquier previsión. En los cinco primeros meses del año, la merma en la partida de ingresos por IVA supera ya el 10%. Y todo, en pleno inicio de la temporada turística con la Semana Santa y primeras fiestas.
Ahora, el Gobierno quiere recurrir a los impuestos indirectos para reflotar la deprimida partida de ingresos fiscales. Ya se ha visto lo que sucede con el IVA (que mejora muy a corto plazo los números) y con el tabaco (que los derriba desde el primer momento).
La experiencia con los cigarrillos puede servir con los hidrocarburos, el impuesto especial cuya recaudación más cae en lo que va de año, con un 7,2%; y con el alcohol, que no va mucho mejor: se deja un 6,2% ya.
En cuanto se subieran estos impuestos, la reacción del consumidor puede ser muy similar a la que tuvo con el tabaco (al que le han subido también la fiscalidad este año): usar menos todavía el coche y pedirse una caña en lugar de dos.
Todo lo anterior, sin tener en cuenta que el IVA también repercute en todos estos productos, como ha dejado claro Altadis -la empresa que elabora Fortuna, Nobel o Ducados-, que advierte de que una subida de tres puntos en este impuesto elevaría en 40 céntimos el precio de una cajetilla.
En total, una eventual eliminación de los tipos reducidos del IVA (que gravan alimentos básicos, ocio, hostelería, prensa... y cuya supresión parece estudiar el Gobierno) supondría un mazazo de casi 900 euros de gasto extra para una familia tipo, en cálculos de laOrganización de Consumidores y Usuarios.

La distracción que no afectó a Italia


En una tanda de penaltis valen todo tipo de métodos y artimañas para pasar toda la presión a los jugadores rivales. En ese momento se acumula toda la tensión de un partido ajustado y cualquier mínimo detalle puede hacer fallar desde los once metros hasta a los jugadores más acostumbrados.
La tanda de penaltis de los cuartos de final de la Eurocopa 2012 entre Italia e Inglaterra fue todo un ejemplo de esta circunstancia. Los gestos los encabezó Joe Hart, guardameta inglés, pero se topó con el descaro del siempre polémico Balotelli, que se dirigió hacia el punto de penalti riéndose del portero al que acabó marcándole la pena máxima.
Lengua fuera, risas, aspavientos... todo valía para pasar a las semifinales del campeonato continental, y los aficionados no iban a quedarse fuera de todo este repertorio.
En el momento del lanzamiento del penalti decisivo por parte de Italia, con Diamanti batiéndose en duelo cara a cara con Hart, los aficionados ingleses presentes en el fondo en el que se lanzaban los penaltis tiraron de la táctica más increíble. En una de las instantáneas del lanzamiento de penaltis se pudo ver a un aficionado con los pantalones al aire dejando sus partes más íntimas a la vista de todo el estadio... y del mundo.
La artimaña desde las gradas, sin embargo, no dio resultado esta vez, aunque quizás, debido a las altas temperaturas en el estadio, este aficionado solo quería disfrutar de un poquito de aire fresco.

Órdago de Rajoy y Monti al eurogrupo, que acepta la ayuda directa de la banca

Rajoy y Monti

La eurozona ha accedido al órdago lanzado por los presidentes italiano y español, Mario Monti yMariano Rajoy, en la cumbre europea. Los dos líderes de los países en situación de riesgodecidieron vetar el pacto sobre crecimiento que se debía discutir, según la agenda oficial, durante la primera jornada, mientas no se les ofreciesen soluciones a corto plazo para sus dificultades de financiación.

El acuerdo se resume en tres puntos: la recapitalización directa de la banca, aunque solamente después de que se haya creado un supervisor bancario común; que los fondos de la Eurozona pierden el estatus de acreedor preferente y que los fondos de rescate europeos podrán intervenir en los mercados de deuda soberana en situación de riesgo para alguno de los miembros. Esos tres puntos habían sido reinvindicados en Europa por el Gobierno español durante las últimas semanas.El movimiento provocó que los líderes de la eurozona adelantasen el encuentro que tenían previsto celebrar al término de la cumbre comunitaria para tratar así de desbloquear la situación. Finalmente, la eurozona accedió a varios puntos que hasta ahora habían sido rechazados por países como Alemania, Holanda y Finlandia.

Recapitalización directa de la banca

Uno de los puntos de acuerdo es la recapitalización directa de la banca, pero solamente después de que se haya creado un supervisor bancario europeo efectivo con la implicación del Banco Central Europeo (BCE), informó el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona también han acordado que el préstamo europeo de hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar la banca española sea canalizado al Gobierno español a través del Fondo Europeo de Estabilidad (FEEF) y que será transferido al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) cuando entre en vigor en las mismas condiciones, es decir sin adquirir el estatus de deuda sénior, explicó Van Rompuy.
Según el presidente del grupo de trabajo del Eurogrupo, Thomas Wieser, cuando entre en vigor el MEDE se podrá "sacar rapidísimamente del balance de la deuda soberana" el impacto del préstamo. La eurozona acepta así las dos principales peticiones del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
"Instamos a la rápida conclusión del memorando de entendimiento que acompañará la asistencia financiera para España para la recapitalización de su sector bancario y reafirmamos que esta ayuda será proporcionada por el FEEF hasta que el MEDE entre en vigor y después será transferida a éste sin adquirir el estatus preferente", explicó Van Rompuy tras la reunión de los 17 líderes del euro.
A través de este procedimiento, la eurozona podrá recapitalizar directamente la banca "en cuanto tengamos un mecanismo supervisor europeo efectivo y podremos cambiar del FEEF al MEDE para romper el círculo vicioso entre los bancos y la deuda soberana", recalcó.
La recapitalización directa supone la posibilidad de que se use el fondo europeo de rescate para recapitalizar de forma directa la banca, sin pasar por el Estado y eliminando así la carga que eso supondría para las cuentas públicas.
Aunque esta posibilidad irá acompañada de "condiciones muy estrictas", señaló a su vez el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Esas condiciones se centrarán en el cumplimiento de las ayudas estatales, en las entidades individuales y en el sector financiero o en condicionamientos económicos y quedarán establecidas en un memorando de entendimiento, aclaró Van Rompuy.

UE no será acreedor preferente

El acuerdo implica la renuncia de la eurozona del estatus de acreedor preferente, medida que era una de las demandas de España para reducir el impacto de la recapitalización de la banca en la deuda soberana del país, que ha sufrido con dureza la presión de los mercados en las últimas semanas.
El estatus de acreedor preferente del MEDE suponía que el Estado tuviese que atender el pago de su préstamo antes que el resto de la deuda pública que coloca en los mercados.
Esta circunstancia no había sido bien recibida por los inversores, lo que explicaba, según los expertos, las recientes subidas de la prima de riesgo de la deuda española.

Reivindicación española

La recapitalización directa de la banca, sin pasar por el Estado, fue algo que España trató de conseguir desde un principio, ya antes de solicitar la ayuda de sus socios para gestionar los problemas de sus bancos.
Esa opción no está prevista en las normas de los fondos europeos de rescate, pero ha sido reclamada por la Comisión Europea, que trató de incluirla cuando en su día se negociaron esas reglas.

La recapitalización directa permitiría que el Estado no figurase como garante de los préstamos a los bancos y eliminaría el impacto del plan para reestructurar la banca en las cuentas públicas.
El Eurogrupo acordó el pasado 9 de junio conceder a España hasta 100.000 millones de euros para solventar los problemas de sus bancos a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).
Sin embargo, la fórmula no ha sido bien recibida en los mercados, donde en las últimas semanas España se ha visto obligada a pagar tipos de interés récord para financiarse.

"Ha merecido la pena"

Mario Monti, destacó tras el acuerdo alcanzado finalmente  que la negociación fue "dura, pero mereció la pena". La reunión estuvo "llena de discusiones y de momentos de tensión", aseguró.
De lo acordado, Monti ha destacado a los periodistas que España pueda acceder a la recapitalizacion a la banca sin pasar por el presupuesto nacional. Igualmente, el primer ministro italiano ha señalado que su país ha abogado por introducir un párrafo en el acuerdo de apoyo del mecanismo a los países que cumplan las recomendaciones, si bien no ha dado más detalles.

"La zona euro ha sido reforzada
", ha sentenciado Monti, que ha explicado que las decisiones de esta madrugada se desarrollarán y concretaran en la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro del próximo 9 de julio.
Mariano Rajoy se limitó a anunciar la existencia de un acuerdo, pero no quiso dar más detalles a los periodistas.

Por su parte, Merkel, consideró lo pactado como "un buen resultado" y un "buena base para continuar trabajando".
El Eurogrupo examinará además la situación del sector financiero irlandés con el fin de mejorar más la sostenibilidad del bien funcionando programa de ajuste y casos similares serán "abordados con igualdad", sostuvo el presidente del Consejo Europeo.
Irlanda había pedido condiciones similares a las de España si fuesen mejores que las que disfruta Dublín.